El empleado Virgo

Cualquier tarea puede encomendarse a un empleado de Virgo, salvo las que requieran esfuerzo físico sostenido.
Este ser tan servicial, puntual y detallista, encuentra en el trabajo la fuente de curación de todos los males, sobre todo si logra pasar inadvertido.
En el terreno de la medicina o de la alimentación se mueve como pez en el agua. Es tan inteligente y lógico que puede detenerse a pensar cosas que a ninguno de los otros signos se les ocurriría. Es el caso de aquel asistente que estaba preocupado por los “alimentos basura” que consume la mayoría de la gente. Hizo investigaciones, análisis químicos, cálculos varios y, finalmente, le presentó un informe elaborado por él a su jefe de laboratorio.
Allí afirmaba que el 70 % de lo que consumimos es dañino para el organismo.
¡Cuidado con ser injusto con su remuneración!
Sabe muy bien cuánto vale su trabajo y no tolerará que lo subestimen. Se lanzará en la búsqueda de otro empleo con una paga razonable. Claro que toda esta maniobra la pagará con su salud, pues somatiza todos los problemas.

Volver a Signo Virgo