Signo Aries: nacidos el 18 de Abril

Las personas nacidas el 18 de abril son poderosas, fuertes, fiables e influyentes. Viven firmemente de acuerdo a sus creencias, y poseen una energía y una convicción sin límites. Es frecuente que lideren las conversaciones y los proyectos. Les gusta pensar que son personas seguras y dignas. Así es, exactamente, como se presentan ante los demás.
En cierto modo parecidas a los superhéroes de los cómics, son personas arrojadas, trabajadoras y dignas, que suelen defender la causa de los más desfavorecidos. Con todo, algunas veces su visión es tan noble y sus exigencias tan elevadas que pueden caer fácilmente en la desilusión o en la frustración. Esto puede manifestarse en la forma de súbitos arrebatos de ira o, lo que es peor, con desdén.
El respeto a los demás es una cuestión de suma importancia para ellos, y por este motivo se preocupan tanto por cómo se presentan ante los demás. Estos individuos son especialmente vulnerables a los ataques contra su dignidad o su desempeño, aunque, dado que son gente muy preparada, esos ataques rara vez ocurren. Generalmente, ejercen una influencia muy positiva sobre su entorno. Su principal problema consiste en saber reconocer sus propias limitaciones y las de los demás. Por esta razón, tienen que procurar no caer en el extremismo o en el fanatismo, especialmente antes de cumplir los treinta y dos años. Durante este periodo, la influencia de su padre o madre en la elección de su carrera profesional puede ser muy fuerte. Cumplidos los treinta y tres, es posible que sientan el deseo de adquirir conocimientos y ser más comunicativos y, por ende, de ser más flexibles e independientes. En torno a los sesenta y dos años de edad se produce otro giro importante que acentúa sus necesidades emocionales, la vida doméstica y fortalece la relación con sus amigos.
A pesar de la seriedad de sus ideales, la mayoría de las personas nacidas en esta fecha entiende la importancia de la relajación, una actividad que puede evitar que desarrollen conductas obsesivas. Pueden incluso evidenciar cierta malicia o picardía que no deberían suprimir, sino transformarla en energía positiva. En síntesis: cuando consigan ser más espontáneos con sus palabras y sus hechos, estos individuos disfrutarán de sobrado potencial para ganarse el respeto, la lealtad, la admiración y el afecto de todo su entorno.
A favor: Leales, dignos, influyentes
En contra: Orgullosos, poco realistas, incontrolados

Volver a Signo Aries

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *