El empleado Acuario

Nunca te dejes engañar por la apariencia de tu empleado. ¡Cuidado!, puede resultar un Acuario típico. Será un trabajador excelente, con ideas e iniciativa propias y no pretenderá que tú le pagues más que a otros, que cumplen con su deber y nada más.
Pruébalo y te llevarás una sorpresa ¡o varias! Sólo pide lo justo. Para él, tú eres una pieza más de la maquinaria que pone en movimiento ese trabajo. Por eso te obedecerá, pero le dará a todas sus tareas un toque personal. Te aceptará como eres, aun si se entera de que practicas nudismo en la playa o que utilizas tu oficina para recibir a tu amante, te considerará como un amigo adolescente, siempre y cuando no lo involucres ni lo perjudiques. Su estima por ti sufrirá un duro golpe si se entera de que las excusas que presentaste para no pagarle eran falsas.
Nunca sabrás cómo se dio cuenta.
Es mejor que le digas de frente lo que tú pretendes de él, pero no trates de cambiarle su estilo pues tiene una locura perfectamente organizada y tarde o temprano resolverá los problemas, sin respetar horarios ni pautas. Aprende a reconocer que te equivocaste, pues sin perder su gentileza, te enumerará los errores con toda precisión, aquellos que en un tiempo lejano advirtió.
Aun así, te acompañó en tus delirios y hasta alentó tus instintos comerciales suicidas, nada más que por no coartar tu libertad, que es lo que más valora, tanto para él como para ti.

Signo Acuario

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *