El niño Virgo

A los niños de Virgo hay que ayudarlos para que sean un poco más sociables, pues tienen tendencia a aislarse; les gusta que “los dejen solos”.
Los besos, las caricias y los arrumacos no le sirven, preferirá una buena compañía en el momento de hacer la tarea para el colegio. Lo verás entretenido con sus manitas, recortando, pegando, todo pequeñito y con mucha prolijidad, admirado por los arianos o los piscianos, que no saben cómo no se aburre insistiendo con esa tarea tediosa.
No lo haría nunca para suscitar admiración ni siquiera ante su maestra, salvo que tenga ascendente Leo.
Si llamara la atención sobre él, aunque sea para alabarlo, se pondrá colorado, porque no puede permitirse sobresalir por encima de sus compañeros.
Se preocupará por lograr la perfección en todo. Por consiguiente, le prestará mucha atención a la organización.

Volver a Signo Virgo