El hombre Virgo

No se permitirá sensiblerías, no sea cosa que se nuble su preciado cerebro. A un ser tan delicado hay que tratarlo con delicadeza. Una palabra de más, echaría todo a perder. Es demasiado susceptible y no soporta ninguna observación fuera de lugar. Si no discute porque lo has herido, es porque él siempre quiere tener la razón.
Sólo se ofenderá cuando le digas roñoso. Eso será motivo de un ataque de locura, como para ir al psicólogo. Claro que no todos son defectos. Busquemos el lado bueno de Virgo, que lo tiene. Le gusta intercambiar opiniones, especialmente cuando en la discusión hay una mujer involucrada.
Entonces, cuando de mujeres se trate, puede llegar a ser un sentimental y un romántico. Si no lo crees, debes buscar en los rincones de su intimidad, que cuida como a un tesoro. Nunca llega a ser agresivo, siempre pesará sobre él el castigo moralizante.
El hombre Virgo se te acercará cuando te vea en alguna circunstancia apremiante. Su natural sensibilidad comenzará a funcionar cuando te sientas desvalida. Entonces se mostrará tan tierno que terminará por enamorarte, siempre y cuando tú pases todas las pruebas de control de calidad. Las mismas serán dificilísimas, por eso, muchos virginianos se quedan solteros.
En el trabajo, que es su principal preocupación, tratará de que funcione todo lo que otros pasan por alto, que es lo que a simple vista no se ve. Preferirá ser empleado antes que jefe, investigador en el laboratorio antes que ejecutivo de él. Quiere ser anónimo y útil. Podemos decir que, además de práctico es materialista. Para Virgo, lo material es lo concreto. Aunque el dinero no es un fin, Virgo sabe que lo necesita, y lo cuidará para tener una vejez tranquila, sin cargar a los demás con sus gastos.
Podrás lanzarte a conquistarlo sabiendo que, a partir de entonces el agua y el jabón serán tus principales aliados. En algún momento te preguntará algo para medir tu nivel educativo, y le fascinará que no tengas faltas de ortografía. Otro día te hará reír cuando te pregunte: -¿Sabes a cuántos grados hierve la leche? Allí le darás la oportunidad de lucirse, y lo interrogarás con la mirada. Él, levantando el dedo índice como un doctor en el tema, te enseñará: -La leche hierve cuando uno menos lo espera… Una vez que él sepa que te puede enseñar algo, es raro que se te escape. Será fiel por convicción, pero invisibles circunstancias siempre harán que se las arregle para huir del casamiento. Si tiene algún signo de fuego saliente en su carta natal, dará el sí. Si llegara a ser de esos que tienen hasta el ascendente en su propio signo, tú deberás ser tan fría como él si quieres ponerle el anillo de bodas. Es muy difícil para alguien enamorado no dejarse conquistar por el misterio y la indiferencia. No lo juzgues mal, pues también se mantendrá alejado de sus propios sentimientos de amor por ti; hará todo lo posible para disimularlo. Es probable, por ejemplo, que esté deseando que lo mimen, pero mientras le dices: “¿Quién es mi osito de peluche?” y él lo disfruta como loco, te conteste ácidamente: “Basta, no seas cargosa, me arruinas la camisa”.
Sus hijos serán más educados que los de otras familias. Será el protector nato, abnegado y atento a las necesidades de sus hijos. Pondrá especial atención en conseguir una buena cobertura médica. En familia, deberás acostumbrarte a vivir con austeridad. Sin embargo, no escatimará nada para satisfacer las necesidades cotidianas. Esquiva los problemas económicos con aplomo. Será un esposo muy exigente, pero siempre te persuadirá de buen modo para lograr lo que quiere.

Volver a Signo Virgo