Sobre Tauro

Ganar es lo que más seduce a los Tauro. Son materialistas, pero deben buscar la recompensa en un aspecto más espiritual. Cuando reconozcan el verdadero Cielo, lo demás se les cumplirá “por añadidura”. El toro sabe más por viejo…
¿Qué estuvo buscando Tauro durante todo este tiempo?¿Qué le pasó que aún no pudo ver la otra orilla ? Por ser un toro de buena ley, siguió la huella sin saber adonde lo llevaban esos pasos. Siempre mirando dónde apoyar sus patas, no miró el horizonte para descubrir el rumbo. Una noche, llegó a un lago y bebió. Fue la primera vez que Tauro vio las nubes, no por levantar la cabeza, sino por el reflejo en el agua. Descubrió que la sustancia que bebía también venía del cielo, un cielo que jamás miraba. Se sintió muy mal por vivir pendiente sólo de sí mismo y descubrir que no tenía vida interior.
Comprendió que sin un ideal compartido, la vida no tenía mucho sentido. Miró a su alrededor y se sintió cerca de la gente, pero no unido a ella. Salió de su círculo, se observó desde arriba y vio que existían otros grupos de personas que sufrían tanto como él. Se emocionó al saber que no era un simple toro pastando y que su soledad era compartida con otros. Su amor se multiplicó más allá del placer de sólo sentir.
Más liviano y despegado del suelo, pudo desembarazarse de ataduras y remordimientos que no hacían más que engordarlo, imposibilitándole volar hacia el interior de su alma. Ya sin rencores, se lanzó a vivir como una persona nueva. Perdonó y se perdonó. Aprendió a vivir feliz sabiendo que la lucha no sólo era por eso, sino para eso. Como en esta pequeña historia, Tauro deberá correr el velo que cubre el tesoro de la vida. Encontrará la felicidad al despojarse del orden establecido y eso le permitirá trascender.
Si hasta ayer su cuerpo era un castillo invulnerable, hoy deberá airearse para que puedan penetrar otras fuerzas invisibles y desconocidas invadiéndolo, haciéndolo sentir libre. Buscará desesperadamente encontrar la felicidad en la realidad mística del Universo, pero, para eso, deberá reconocer que su realidad ya no le sirve. Un día descubrirá una vocación, tendrá conciencia del otro. Conocerá el amor verdadero, el amor espiritual. Construirá y destruirá hasta conseguir su propia evolución.

Signo Tauro