El amante Tauro

La mujer Tauro como amante

La mujer de Tauro se siente mejor sexualmente con un amante conocido, porque de esta manera reduce el riesgo de encontrarse con alguna sorpresa, cosa que le disgusta muchísimo. Esta mujer detesta la variedad porque implica tener que adaptarse permanentemente a las necesidades ajenas. Un amante debe proporcionarle seguridad.
Aunque es formal y contenida, ese aspecto lo deja de lado en la cama. Allí es imaginativa y activa y exige la misma actitud de su compañero.
Como siente la permanente necesidad de expresar físicamente sus sentimientos, sus amantes no se sienten desatendidos ni desairados.
No le gusta que la apresuren ni que la tomen por un mero objeto. No está dispuesta a soportar rechazos y si un amante no responde afirmativamente a sus requerimientos, es capaz de tramar una venganza.

El hombre Tauro como amante

El hombre Tauro es un amante ideal para las indecisas porque con su seguridad y con su empuje bastan para dar comienzo a una relación. Es desprejuiciado, espontáneo y sensual. Sus juegos preliminares son extensos, aunque no es muy imaginativo y sólo pone en práctica aquello que sabe de antemano que le proporcionará placer.
El sexo es para él una forma de desahogo y, como su deseo es intenso, precisa que ese desahogo tenga regularidad, por lo que las relaciones duraderas son ideales para él. Su resistencia es a toda prueba, es capaz de asombrosos maratones sexuales, y siempre complace todas las demandas de quien comparte el lecho con él.
Una amante para la que el sexo sea tan importante como para él puede satisfacerlo durante toda la vida.

Signo Tauro

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *