Sagitario y su salud

Al identificarse con el centauro -mitad caballo mitad humano-, el sagitariano se amiga con su parte animal y la integra. Domestica al animal impulsivo que lleva dentro de sí. “Lo animal” está al servicio del hombre, y el hombre al servicio de lo superior.
Si Sagitario no canaliza bien su energía, inmediatamente su cuerpo lo exterioriza. Las partes que se verán más afectadas son la cadera y los muslos. Con respecto a la primera, se trata del conjunto de huesos que nos diferencia de lo animal: nos permite erguirnos. Además de la cadera y los muslos. Sagitario rige el íleon, el coxis, la región sacra, los nervios ciáticos y los isquiones. También el pubis, incluyendo su articulación sacro-ilíaca, la rótula y la epidermis peniana y pubiana. Si experimenta un desequilibrio, el conflicto no elaborado psicoemocionalmente se mostrará en el cuerpo y afectará al sagitariano en las zonas más “sensibles”, que son las que vimos anteriormente. Por lo tanto, Sagitario puede padecer ataxia locomotriz, ciática, lumbago, reumatismo, accidentes en cadera y muslos.
El cuerpo nos “habla” a través de la enfermedad, y nos pide que reaccionemos y que veamos lo que no queremos ver. A Sagitario le cuesta, como a todo signo de fuego, “ver” y comprender su mundo emocional.
Casi nunca llega a la depresión. Siempre optimista y entusiasta, se evade, navegando en su mundo inconsciente y transformándose en un sube y baja de estados anímicos, sin “tocar fondo” definitivamente. Al no permitirse la depresión, los sagitarianos se ponen maníacos, pareciendo eufóricos y súper optimistas. Volviendo a las enfermedades, estos nativos sufren a menudo desórdenes hepáticos y alteración en el nivel de azúcar de la sangre, ya que Sagitario también rige el páncreas, glándula encargada de regular los niveles de glucemia sanguíneos. Otras enfermedades, como pleuresía, abscesos o forúnculos, gota, hipertensión, arteriesclerosis y alteraciones del sistema circulatorio arterial, son comunes y se las relaciona con Júpiter, que es el planeta que rige a Sagitario.

Volver a Signo Sagitario

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *