El jefe Sagitario

Si estás a las órdenes de un jefe Sagitario, debes tener claro qué es lo que necesita de ti. Definitivamente, espera que lo ayudes a construir un mundo mejor. Su mente apuntará constantemente hacia el futuro, que avizora deslumbrante. Por eso, está convencido de que su labor debe hacerse a gran escala. Lo cotidiano le aburre. Ya conseguirá divertirte con algún artilugio, para tenerte siempre sonriente. No le gustan los seres negativos o derrotistas. El ambiente de trabajo debe ser alegre. Si sientes que sus objetivos son casi utópicos, inalcanzables, ponte a soñar a la par de él: quizás los cumplan. Es mejor que poseas su misma ideología, que practiques el mismo deporte y, cuando se produzca esa sintonía, hasta te invitará a cenar y a compartir su mesa.
Su extraversión te obligará a prestarle las orejas varias veces al día, para escuchar sus teorías infalibles sobre cómo ganar mucho dinero. No pongas cara de aburrido, pues él se dará cuenta de inmediato, y lo peor es que es capaz de decírtelo, pues cree que, además de empleado, eres su amigo. Eso sí, ¡no vacilará en pagarte el doble para que cumplas ambos roles! Lo peor es que cuando lo necesites para hacerle alguna consulta, no lo encontrarás. Los viajes le ocupan bastante tiempo, y pone la excusa de internacionalizar sus teorías y publicitar su empresa.
Si tú has llegado a la conclusión de que su empresa necesita reorganizarse, para ajustar sus gastos, te habrás enfrentado con el peor de los obstáculos. Luego de que hayas confeccionado gráficos con números en columna, horarios y otros datos, habrás perdido tu precioso tiempo. Aun cuando te felicite por tus conclusiones y te regale la mejor de sus sonrisas, todo volverá a ser como antes.

Volver a Signo Sagitario

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *