El jefe Piscis

El pacífico Piscis, puede ser un artista del comercio, cosa que, le resulta muy placentera. Resulta difícil tildar a este personaje como hombre de negocios, dado que, por lo general, siempre posee otra tarea paralela que lo aleja de la simple especulación.
Lo encontraremos gerenciando tareas relacionadas con lo artístico. Un jefe Piscis, nunca intimidará con su mirada, pero su intuición es tan grande que, sin mirar a su empleado ya sabrá sus intenciones.
El empleado no deberá confiarse demasiado en su aspecto exterior, pues en algún momento se despachará con algún comentario lacerante, pero elegante. Evitará, siempre que pueda, dar la noticia de un despido, y delegará en otros la cruel tarea, pues siempre se pone en el lugar de los demás y eso lo hace sufrir. En general, nunca trabaja por el dinero, pero si sabe que detrás de su empresa existe una tarea humanitaria que cumplir, será el más ambicioso y astuto de los comerciantes.
Ésa es de la única manera en que se lanza a competir. Su contador será una pieza clave para regular los gastos que se diluyan en actos de beneficencia, aunque en el fondo suele tener una idea real de cómo marchan las finanzas sin necesidad de calculadoras.
Es inútil que tratemos de que nos siga en una conversación coherente. Nos llevará un tiempo darnos cuenta, de que sólo pone cara de “escuchar”.
El ya lo tiene bien estudiado y deberemos repetirle lo que ayer mismo le planteamos. Antes que dar órdenes prefiere que interpretemos lo que él necesita, sin necesidad de palabras, por lo que es recomendable que, como empleado, hagamos un curso de telepatía.

Signo Piscis

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *