Sobre Libra

Los Libra son muy apasionados en todo lo que hacen, se abocan a sus tareas echando chispas, pero como les encanta nivelar, incursionan en el reverso de la moneda. Así, lo que parecía casi un capricho, un primer entusiasmo, se transformará en otro, quizás contrapuesto al anterior. Su inquietud hace que quizás dejen inacabada una tarea para dedicarse a otras. Por eso es que la falta de paciencia y de persistencia son los primeros defectos que se hacen evidentes en esta caracterología tan particular. Sin ser duales, coexisten en los Libra dos manifestaciones, que responden a su manera de equilibrar las razones internas. Está aquel que rebosa de alegría siendo optimista, y aquel que se muestra pesimista y melancólico.
Quizás podamos reconocer a un Libra como a un caballero de fina estampa, como la canción de la peruana Chabuca Granda.
Elegante y de buen porte, como el actor inglés Roger Moore, famoso por su interpretación del célebre agente 007, James Bond. Si los hombres Libra poseen semejante fineza, que roza con lo femenino, las mujeres Libra suelen tener rasgos masculinos, como era el caso de Tita Merello, actriz argentina de actitud varonil (por su vehemente manera de expresarse).
Libra se mostrará, por lo general, como una persona mansa, afable y cordial. A pesar de ello, no nos extrañemos si pasa rápidamente a la otra orilla, pues como está acostumbrada a balancear, nunca exagerará ni por mucho ni por poco. Así, cuando advierte que está ablandando demasiado su imagen, sacará pecho, mostrando todo lo ostentosa que puede llegar a ser, especialmente cuando advierte que quien tiene frente a sí es alguien que puede ordenarle que se comporte de tal o cual manera. A pesar de que, a veces, y secretamente, está buscando que alguien lo oriente, nunca nos daremos cuenta de ello. Pues es parte de su inteligencia no darse a conocer. No es de los que tiran el guante primero.
A veces puede darnos la impresión de que se hace el inocente o el ingenuo. ¿Lo será de verdad?
El Libra no utiliza el lenguaje para demostrar su inteligencia, pero cuando habla lo hace a las mil maravillas, y a nadie que lo escuche le pasará inadvertido cuan inteligente es.
Mientras la gente común está hambrienta de materialismo, Libra está sediento de arte, que siente de una manera intensa. Los Libra nunca elegirán una vida solitaria, pues viven en los otros. Pero eso puede volverse en su contra, ya que se pasan arreglando la vida de los demás para un día darse cuenta de que no pueden con la suya propia.
En una discusión entre dos personas, Libra apacigua los ánimos mejor que nadie.
Nunca se es más feliz en una mesa familiar que con un Libra. Pues Libra hará que todos los presentes se conecten y queden encantados de compartir la velada.
Estos nativos son muy sociables: siempre tratan de buscar el consenso. Son los mediadores natos pues Libra domina la Casa VII, precisamente opuesta a la Casa del yo.
A Libra lo estimula la aprobación y el afecto; se rodea de amistades y tiene una vida pública interesante y variada. Los que conocen a los Libra aprecian sus buenas cualidades. Pero no creamos que es un ángel de la guarda: cuando se enoja se transforma, aunque es muy raro sacarlo de sus casillas. Al rato se convence de que no gana nada con ponerse nervioso. Se da cuenta de que con su actitud ha herido los sentimientos de alguien. Entonces se calma y todo vuelve a la normalidad, incluso su habitual sonrisa.

Volver a Signo Libra

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *