Libra y su salud

Libra, signo de aire y cardinal, siempre está dispuesto a relacionarse con el prójimo. Amante de la armonía,
la balanza es su símbolo y siempre debe estar en equilibrio. El lema de Libra es “yo armonizo”, ya que, como primer signo social, es el que nos ayuda a ver que existe un “otro” que nos refleja.
Libra rige los órganos que tienen que ver con el “fluir” del agua y también de los sentimientos, que son tan necesarios para establecer contacto y vincularnos. Principalmente gobierna los riñones, las glándulas suprarrenales, la región lumbar, la piel -desde el punto de vista de la belleza-, los uréteres y el sistema vasomotor. Inseguros de sí mismos, los librianos se autoafirman a través de las relaciones, sean éstas de amistad, de pareja, laborales o familiares.
Cuando “algo” no anda bien, suelen bloquearse y también bloquean los órganos encargados de eliminar la toxicidad de la sangre y de reestablecer el equilibrio hídrico del organismo: los riñones. Las afecciones más comunes de los librianos son, como dijimos anteriormente, las que se relacionan con e funcionamiento renal: nefritis o enfermedad de Bright; lumbago -pues Libra rige las vértebras lumbares-; anuria -supresión de la orina-; diabetes, en el que uno de los síntomas es la poliuria (orinar mucho); aumento de la urea en sangre y cálculos renales. También sufren alteraciones de la piel y disfunciones ováricas. Los nativos de este signo somatizan y suelen padecer continuas infecciones urinarias, así como también problemas de alergia, que se manifiesta como ronchas en la piel.
Ya que son muy sensibles, cualquier actitud o comentario puede llegar a afectarlos al punto de brotarse, por lo que se sienten doblemente mal. Cualquier desequilibrio en su entorno los altera, perjudicando su salud física.
Uno no se imagina hasta qué punto el desequilibrio del medio puede atentar contra la salud psicofísica de este nativo.
También se pueden encontrar otras afecciones relacionadas con Venus. Entre ellas, trastornos de garganta y cuello, quistes, hinchazón, laxitud de tejidos musculares, y otras, de origen sexual.
Para Libra es fundamental dónde y cómo se come, no tanto qué se come. Podemos encontrar a este nativo en pleno preparativo de una cena, acomodando los cubiertos y la vajilla de porcelana; todo debidamente combinado con el centro de mesa de flores naturales, junto con un mantel de tonos claros.

Volver a Signo Libra

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *