Recomendaciones dietéticas para Géminis

Géminis tiene tendencia al déficit de vitamina B1 o tiamina. Esto causa alteración en el metabolismo de los azúcares. Los síntomas son cansancio y pérdida de apetito, anorexia, inestabilidad emocional e irritabilidad inexplicable, respiración trabajosa, indigestión, constipación severa, acidez estomacal, dolores abdominales y flatulencia. También puede producir úlceras estomacales, polineuritis (inflamación de los nervios) y entumecimiento de las manos y pies, con sensación de hormigueo. Para evitar estos problemas, los Géminis deben consumir carnes magras de cerdo y de vaca, hígado, pescado, cereales enriquecidos y legumbres. También pueden tener deficiencia de calcio y de vitamina D o calciferol, fundamental para la absorción del calcio.
La falta de esta vitamina puede acarrear trastornos en la calcificación de los huesos y en la depuración renal del fósforo. Los alimentos más ricos en calcio son los derivados de la leche, la yema de huevo, las verduras de hojas verdes, las legumbres, las nueces y los cereales enteros.
Es importante una dieta rica en proteínas: carnes en general, clara del huevo, legumbres, soja, lácteos y sus derivados. La sal bioquímica que representa a Géminis es el cloruro de potasio, cuyo déficit trae trastornos como arritmia, astenia y debilidad muscular. Los alimentos que la contienen son: espárragos, zanahoria, remolacha, maíz, apio, coliflor, guisantes, ciruelas, cerezas y pina.

En la variedad está el gusto

Géminis se puede servir distintas variedades de comidas y degustar todas al mismo tiempo. Su plato preferido es una tabla con un poco de cada cosa y ninguna en particular. Podríamos distinguir a un geminiano a una legua de distancia: es el que más habla y “picotea” un pequeño bocado para continuar hablando. Como es impaciente, no tolera la más mínima tardanza, pero a la hora de elegir un plato es el que más se demora. Preferiría que otra persona eligiera por él, para así no tener que gastar energías en algo tan trivial. Su alimentación no es un tema importante. Come del mundo del aire, del mundo del intelecto. Prefiere “tragar” libros o estudiar distintos idiomas, antes que saborear una rica comida. Lo nutre saber más. Como es inquieto y nervioso, es muy probable que la comida no le caiga bien. Le encantan tanto los sabores dulces como los salados, y la combinación de ambos también le resulta perfecta.

Signo Géminis

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *