El amante Géminis

La mujer Géminis como amante

La mujer Géminis tiene capacidad para ser una gran amante, pero para lograrlo deberá concentrarse en lo que está haciendo y no permitir que su mente febril elabore fantasías que resulten inaccesibles a sus amantes. Muchas veces su compañero sentirá que el contacto físico que establece con él no es demasiado profundo ni comprometido, y es que la ligereza con que se maneja en todas las áreas de su vida, también está presente en el sexo.
No es voluptuosa y tampoco da el primer paso. Sin embargo, acepta gustosa toda iniciativa y sugerencia. Franca y abierta, las adecuadas palabras susurradas al oído la hacen erotizar tanto o más que las caricias. A veces su particular forma de llegar a la excitación puede desorientar a su amante. Para no dar lugar a malentendidos, deberá reprimir la tentación de hacer bromas intelectuales en el momento culminante o de utilizar la disputa como preámbulo amoroso.

El hombre Géminis como amante

El hombre Géminis es un amante hábil, pero el amor continúa siendo para este signo un asunto más intelectual que físico. Su poderosa fantasía sexual puede llegar a aventajar a su experiencia práctica. Es muy probable que ante un encuentro amoroso inminente imagine la situación de mil formas diferentes y se convierta en el protagonista de las fantasías más atrevidas. En lo concreto, en cambio, es posible que la realidad resulte inferior a la ficción que soñó.
Gran mujeriego, se inclina por las que son mayores a su edad, sobre todo le atraen las que son enigmáticas. Cuando conoce a alguna dama que le gusta siempre trata de tener sexo de inmediato, pues para él esta es una manera de entablar lazos afectivos. No es sofisticado para hacer el amor, pero su forma particular de entender el erotismo puede acarrearle fama de extraño, y hasta de perverso.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *