Signo Tauro: nacidos el 25 de Abril

Es difícil ignorar a las personas que nacieron el 25 de abril. Sea cual sea su complexión física, su presencia y su energía son tan dinámicas que invariablemente se imponen. Mentalmente fuertes, son personas más interesadas por la acción que por la reflexión. Tanto así que su afán de triunfo inspira la admiración y el asombro de cuantos carecen de tanta determinación.
Cuando logran emplear su considerable energía, su agudeza intelectual y su ímpetu, estos individuos disfrutan de un potencial enorme para ver cumplidas todas sus metas. A pesar de su inquebrantable determinación, en ocasiones pueden sabotear inconscientemente sus esfuerzos tomando decisiones atolondradas o corriendo riesgos innecesarios. No buscan deliberadamente el peligro, pero son individuos valientes y, si se topan con un desafío exigente, rara vez lo evitarán.
Tienden a centrar sus energías en los aspectos prácticos de la vida, perdiendo de vista todas sus sutilezas. Este enfoque pragmático y casi omnipotente, con escaso tiempo para las ideas, las teorías o la chachara insustancial, también significa que en su persona no hay espacio para la indefinición o las vaguedades; de hecho, es frecuente que se establezcan a una edad relativamente temprana. Sin embargo, el peligro de esta actitud vital reside en su total falta de interés por las abstracciones o por el lado espiritual de la vida. Cuando las cosas van bien, rara vez repararán en las limitaciones de este área, pero cuando las cosas se tuercen o si necesitan contención emocional, se sentirán extraviados, confusos y desconcertados ante su escasez de recursos.
Afortunadamente, cumplidos los veintiséis años de edad, disfrutarán de oportunidades sobradas para comunicarse e intercambiar ideas, algo que expandirá su mente y les llevará a ampliar sus estudios. Deberían procurar no sólo poner énfasis en las cuestiones prácticas sino también en las teóricas y las espirituales. Tras cumplir los cincuenta y seis, es probable que sientan la necesidad de acercarse a sus seres queridos. Esto supone otro cambio relevante en su vida, por cuanto hasta esa fecha seguramente habrán concentrado todos sus esfuerzos en el buen desarrollo de su carrera profesional.
Por encima de todo, son personas dotadas con una gran facilidad para ganarse el respeto de los demás y, siempre y cuando logren controlar su impulsividad y alimenten su lado espiritual, pocos serán lo retos que se les resistan.
A favor: Energéticos, imponentes, leales
En contra: Despóticos, materialistas, apresurados

Volver a Signo Tauro

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *