Signo Piscis: nacidos el 16 de Marzo

Generalmente, el entorno de las personas nacidas el 16 de marzo las percibe como personalidades equilibradas capaces de combinar su potencial imaginativo con un enfoque tan constructivo como pragmático. Su talento para mantener el equilibrio o para buscar el camino de en medio es el secreto de su éxito.
Los individuos que nacieron este día funcionan a la perfección cuando se sienten equilibrados. Poseen un innegable talento para la negociación y para conseguir que la gente actúe como un equipo. Este amor por el equilibrio también se manifiesta en su vida personal. En el trabajo son ejemplos de ambición y disciplina; en casa saben cómo relajarse y reflexionar. Poseen un lado intuitivo, aun soñador, que se muestra muy sensible a las necesidades de los demás, pero no son imprácticos y emplean el sentido común para cerciorarse de que todo el mundo se siente importante. Mantienen el orden tanto en su hogar como en su entorno laboral, aunque sin obsesionarse. Como consecuencia de ello, la gente que los visita suele sentirse muy cómoda en su compañía.
Dada la importancia que otorgan al equilibrio, a veces ocurre que proyectan una sensación de salud y tranquilidad. Sin embargo, existe el peligro de que esta apacibilidad externa sirva para que ignoren la posibilidad de que ocurra una adversidad. Por esta razón, necesitan prestar atención a las señales de advertencia para no verse sorprendidos por el problema. Asimismo, es necesario que se cuiden de no atenuar sus opiniones o sus valores hasta el punto hacerlos desaparecer, especialmente luego de cumplir los treinta u cuatro años, cuando pueden expresar una menor necesidad de conflicto y cambios, toda vez que desean una vida más segura y estable. Además, tendrán que procurar que su lado hedonista y pragmático no ensombrezca su idealismo y su intuición.
Por encima de todo, estas personas poseen muchos talentos y son capaces de canalizar su imaginación y su originalidad a través de proyectos que resultan a un tiempo prácticos y visionarios. Una vez que logren aceptar —y no negar— su naturaleza cambiante, y que asuman las responsabilidades con entusiasmo —y no con aprensión—, no sólo serán capaces de encontrar la senda del verdadero equilibrio, sino también los logros y la realización personal que ésta normalmente conlleva.
A favor: Prácticos, imaginativos, lúcidos
En contra: Inconstantes, soñadores, ingenuos

Volver a Signo Piscis