Signo Capricornio: nacidos el 15 de Enero

Idealistas, ambiciosas y decididas, las personas nacidas el 15 de enero anhelan liderar e inspirar a sus congéneres. Para ellas, nada de lo que ocurre carece de un significado ético y profundo, y esto, unido a una extraña capacidad para desentrañar las motivaciones ajenas, les proporciona el talento de ver la vida como un drama emocionante, preñado de posibilidades tanto para hacer el bien como para hacer el mal.
Quizás motivados por los modelos y roles que aprendieron durante su infancia o sus años de formación, los individuos que nacieron este día discurren ideas innovadoras y están cargados de una energía dinámica, además de sentir un deseo incontenible de mejorar el mundo. Son especialmente sensibles a los sentimientos de los demás, lo cual les permite establecer relaciones personales satisfactorias. Saben cómo ganarse a los demás y cómo atraerlos hacia sus posiciones. Aunque en ocasiones parezcan reacios al compromiso, la gente de su entorno suele sentirse fascinada, admirada por su carácter seductor, y se deja liderar por ellos con entusiasmo.
El talón de Aquiles de las personas que nacieron el 15 de enero es su necesidad de reconocimiento público. Rara vez se sienten satisfechos si sus esfuerzos permanecen en el anonimato, dado que consideran que su misión es liderar y difundir la causa. Puesto que generalmente se entregan a proyectos de corte idealista o con implicaciones éticas, esto no suele ser un problema; ahora bien, si encauzan su vida hacia temas de menor visibilidad, existe el peligro de que esta necesidad de elogio y reconocimiento juegue en su contra convirtiéndolos en seres obsesivos y egoístas.
Las personas nacidas en esta fecha quieren que el mundo entero las vea como si fuesen conquistadores invencibles, y, habida cuenta su evidente toque dramático, en general lo consiguen. No obstante, esto puede acarrear serios problemas, porque poseen un costado sensible, generoso y vulnerable que necesita un cauce para su expresión. Suele pasar que, alrededor de los treinta y seis años de edad, aunque a veces ocurre antes, esta sensibilidad evidencia un incremento notable. Un cambio de rumbo que propicie una vida interior más plena resulta extremadamente positivo para las personas que nacieron este día, fundamentalmente porque cuando consigan gestionar —y no reprimir— sus áreas más vulnerables descubrirán lo que realmente significa ser el protagonista y portar los laureles del héroe.
A favor: Idealistas, dedicados, inspiradores
En contra: Obsesivos, centrados en sí mismos, indulgentes

Volver a Signo Capricornio