Signo Capricornio: nacidos el 13 de Enero

Progresión es la palabra clave para describir a los que nacieron el 13 de enero. Son personas que nunca están paradas, en su vida siempre se mueven hacia delante con independencia de las circunstancias y de cuál fue su origen. Su capacidad para superar las dificultades, aun las transiciones y las tareas más espinosas, les proporciona un carisma natural.
En cualquier lugar del mundo, quienes hacen que la vida parezca fácil obtienen el favor de los demás. Los que nacieron el 13 de enero no sólo están capacitados para el éxito, sino que saben mantener la calma cuando todo su entorno está perdiendo la cabeza. Si sufren algún contratiempo son capaces de sobreponerse, aprender de sus errores y hacer todo lo necesario para alcanzar sus objetivos. Y sin duda consiguen lo que quieren.
Las personas que nacieron este día no tienen problemas para olvidar el pasado y avanzar con paso firme hacia el futuro. Entienden que para progresar en la vida es necesario soltar lastre e ir más allá de sus propias limitaciones. En particular, disfrutan emprendiendo nuevos proyectos y discurriendo ideas. Y trabajan con tesón y férrea disciplina hasta que satisfacen sus deseos. Aunque su imaginación e inteligencia facilitan su éxito en muchas áreas de la vida, sienten predilección por los proyectos sociales y humanitarios. Ni que decir tiene que a veces se desilusionan o se frustran —son tan humanos como los demás—, pero normalmente a los treinta y ocho años de edad, rara vez antes, descubren la importancia de poner a trabajar su intelecto al servicio de proyectos constructivos. Para la gente que nació el 13 de enero, reprimirse es totalmente imposible; además, no encuentran razones para embarcarse en algo si no se entregan el cien por cien, con toda su atención y energía. Por otro lado, si sus compañeros no se comprometen en igual medida, si son perezosos o no prestan la suficiente atención, a buen seguro que se lo harán saber. Su progreso será más rápido si logran entender que no todo el mundo responde a las mismas motivaciones, ni tiene su mismo hambre de triunfo, siendo así que a veces la soledad es el precio que tienen que pagar por entregarse a tan altos ideales. Si se conceden algo de tiempo para relajarse y pensar, descubrirán que muchas veces se han exigido demasiado o se han alejado excesivamente de ese mundo con el que están tan comprometidos y que tanto desean mejorar.
A favor: Ejecutivos, expertos, revolucionarios
En contra: Obstinados, rebeldes, mandones

Volver a Signo Capricornio

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *