Signo Acuario: nacidos el 31 de Enero

Las personas que nacieron el 31 de enero tienen una necesidad abrumadora de alcanzar notoriedad, de que se escuche su voz y se les tome en serio. Y puesto que en la mayoría de los casos son personas brillantes y atractivas que logran ese objetivo con relativa facilidad, su entorno les admira por su creatividad, originalidad y visión.
Una sólida volición, la constancia y el énfasis en la expresión caracterizan a los individuos que nacieron en esta fecha. Pueden asimismo ser muy progresistas y con un toque de genialidad. Aunque a veces puedan parecer ausentes, ensimismados y algo caóticos, esto se debe a que sus pensamientos avanzan a gran velocidad, inundando su mente con ideas y conceptos a cual más ingenioso y original.
Cuando creen haber hecho alguna aportación significativa corren el riesgo de emocionarse hasta lo indecible, si bien los demás interpretan su excitación como algo encantador más que irritable. De hecho, las personas nacidas en esta fecha generalmente gozan de la simpatía de los demás porque resultan inventivas y entretenidas en su inagotable afán de conocimiento. Poseen personalidades magnéticas, aunque manifiestan una clara tendencia a la hipersensibilidad ocasional, y a buscar significados ocultos en las palabras y los actos de los demás. Cuando se sienten eclipsados, menospreciados o decepcionados, pueden tener reacciones un tanto exageradas, y bien retirarse completamente o bien deprimirse, o arremeter contra los demás con su lengua afilada. Por esta razón, deben aprender a ser un poco menos intensos en sus relaciones personales y aceptar que a veces otras personas también necesitan estar en el candelero o recibir su dosis de protagonismo.
Las personas que nacieron este día suelen sentirse compelidas a satisfacer las expectativas ajenas para así conseguir su aprobación. Con ello se arriesgan a perder su encanto característico. Por fortuna, al cumplir los veinte años experimentan un giro importante que incrementa su resistencia. Además, al llegar a los cincuenta atraviesan un punto de inflexión que realza su espíritu luchador y su fortaleza emocional.
Por encima de todo, los individuos nacidos el 31 de enero son espíritus radiantes que tienen la capacidad de iluminar el mundo con su brillantez y su personalidad expansiva. Una vez que aprendan a valorarse en su justa medida, disfrutarán de un inmenso potencial que les permitirá aportar felicidad, influir e inspirar fuertemente a las personas de su entorno.
A favor: Atractivos, originales, fuertes
En contra: Dubitativos, recelosos, influenciables

Volver a Signo Acuario

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *