Sobre Escorpio

Los Escorpio tienen voluntad firme, rasgo que suele manifestarse en el corte cuadrado de su mandíbula. Pueden tener nariz aguileña y cejas prominentes, que reflejan la firmeza de sus determinaciones y la manera en que se obstinan para conseguir lo que quieren. Los nativos de este signo son personas de apariencia calma, que caminan con paso firme, confiando en que lo que vaya a sucederles siempre será como ellos lo decidan. Nada de lo que hacen es “por que sí”: para todo tienen una motivación. Las metas claras que se imponen demuestran que su intensa vitalidad no es como la alegría que sienten los sagitarianos, que intentan beberse la vida de un trago. Los Escorpio llenan el vaso, miran el contenido, disfrutan del color de la bebida y, aunque estén muriéndose de sed, se reprimen con un gesto duro, mientras piensan: “beberé esto después de que haya cumplido con mi deber”. Aunque se toman su tiempo, nunca olvidan que tienen el vaso servido.
Los nativos de Escorpio no son precisamente atolondrados ni soñadores. Son más bien de los que caminan con las “pinzas apretadas”, pues detrás de algún árbol puede acechar el peligro. Cautelosos y recelosos, nunca podrán ser tomados por sorpresa. No atacan de frente a sus contrincantes. Aplican la sabiduría de las artes marciales: rodean a la víctima con la cautela del tigre, la hipnotizan y la vencen por cansancio. Claro que no se debe juzgar mal a quienes obtienen su ferocidad de una digna y antigua tradición, que a su vez les confiere dos grandes virtudes: astucia y paciencia.
¿Has visto a los jugadores de poker? Obsérvalos y tendrás el retrato del Escorpio.
Parece que no oyera ni viera nada, ya que no da señales de lo que piensa; pero lo único que espera es el momento oportuno para dar “el pinzazo”. Prefiere jugar de a dos en vez de desperdiciar energías en un equipo. Es difícil escapar de sus redes, por eso es mejor tenerlo de amigo que de enemigo. Si somos un poco blandos, Escorpio nos dará vuelta y media para que nos espabilemos y eso se lo tenemos que agradecer. El Escorpio nos invita a practicar la transformación y a ocuparnos de lo trascendente para dejar lo superfluo a otros seres, más superficiales.
Un Escorpio es alguien franco y lleno de contrastes, que lucha valientemente y tiene gran capacidad de liderazgo.
Puedes entrever su manera de ser a través de sus acciones, pero ni aun en la convivencia, nunca podrás determinar hasta dónde llegan sus ambiciones. Sus fines son nobles y precisos, y al perseguirlos emplea todos los recursos que tiene a su alcance. En algunos casos alterna entre la víctima y el salvador, poniéndose en un rol o en el otro, según le convenga. Escorpio puede desarrollar profesiones tan diversas como difíciles, pero a veces carece del optimismo necesario para alcanzar sus metas.
Las profesiones afines a este signo tienen que ver con todas las ramas de la ciencia, tanto en el área humanística como en las naturales o exactas. Encontraremos que bajo este signo han nacido grandes estrategas que supieron capitalizar sagacidad, valentía, astucia, suspicacia y la paranormal intuición que les otorga Escorpio. Los policías y detectives saben aprovechar sobre todo esta última característica de Escorpio, que les viene como anillo al dedo para seguir pistas. Por su interés en los enigmas de la vida y la muerte, muchos escorpianos se desempeñan en profesiones ligadas a lo funerario. Estas características provienen de la Casa VIII, un área dedicada a la investigación. Allí se encuentra lo perdido, lo prohibido, lo oculto, lo que es tabú.
Un solo interrogante le basta para emprender cualquier camino científico, cuando una pregunta se transforma en un deseo. La Casa VIII tiene que ver con la búsqueda interior. Allí aparece el tipo de energía que usara para investigar, aplicada a distintas disciplinas: la filosofía, la estética y otras. Aquí se encuentran los deseos ocultos e inconscientes, así como el coraje y la fuerza para desarrollarse como ser social. Escorpio se asocia a los ambientes áridos. Puede identificarse con las zonas montañosas y sin vegetación, y con las grutas donde corren aguas subterráneas. El ambiente marino, en un paisaje despojado y sobrio, sería el que mejor concuerda con Escorpio. Los arroyos encerrados entre montañas ofrecen un trágico contraste bastante entre la oscuridad de sus aguas y el silencio y la soledad del paisaje. Estos ambientes favorecen al Escorpio, que desea encontrarse consigo mismo para experimentar sobre sus sensaciones psíquicas.
Escorpio es un ser solitario y sufrido: podrá soportar tanto el frío intenso como los veranos ardientes. El paisaje es para él una suerte de cementerio donde fantasea que permanecerá después de su muerte. La convivencia se le hace bastante difícil, por eso sus ancestros son su única compañía. No todos están preparados para tolerar sus peculiaridades. Vive pensando en sus ancianos días, rodeado de nietos a los cuales les dirá: “Cuando uno llega a la tercera edad, lo que sigue es cosa del otro mundo.”

Volver a Signo Escorpio

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *