Escorpio y el Nuevo Milenio

En esta época tan prodigiosa, tecnológica y explosiva, Escorpio deberá lograr cierta estabilidad emocional. Ya en la era anterior, Escorpio transformó todo lo que debía transformar, con un costo altísimo, pero quizás esto haya servido para movilizar a la Era de Piscis, apoltronada en la contemplación y el aislamiento, o para desterrar las enfermedades y los vicios. Escorpio es un signo por demás sensible, pero no lo admite ni siquiera ante sí mismo. No quiere seguir dándole a Piscis la oportunidad de exacerbar su sensibilidad, porque esto suele llevarlo a crear más conflictos antes que a encontrar soluciones drásticas a los problemas, como a Escorpio le gustaría. El signo del escorpión deberá decidir entre prevenir con su intuición o ignorar sistemáticamente
las innovaciones que Acuario proponga. Tendrá que establecer la relación costo-beneficio entre el progreso que todos necesitan y el padecimiento que haga falta para alcanzar ese progreso. De todos modos, todavía tiene 100 años para pensarlo.
Una buena tarea de la que podría encargarse Escorpio es la de contribuir a medir mejor el avance de las nuevas drogas peligrosas, el contrabando, el gasto público; el control de la natalidad, la intervención para una legislación que regule la clonación humana para transplante de órganos, etc. Si en verdad Escorpio busca lo esencial, lo oculto debe salir a la luz para forjar una nueva generación.

Volver a Signo Escorpio

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *