El jefe Cáncer

En cuanto te encuentres obedeciendo órdenes de un jefe de Cáncer, recordarás los años en que tu padre te llevaba al colegio. Te apretaba de la mano para hacerte sentir que, además de protegerte, él era quien mandaba.
Los días de un empleado junto a un jefe cangrejo serán placenteros y divertidos, siempre y cuando su Luna no se encuentre en cuadratura o cuando le afecten los rayos plateados de la Luna llena.
En esos precisos momentos verás cambiar su postura por la de una persona seria, a quien no le cabe ninguna broma de tu parte. Estabas convencido de que podías pasarlo muy bien en tu oficina, como si participaras alegremente de un programa de radio.
Pues estabas equivocado. Ya verás que, cuando se pone serio, da miedo, y sabe hacerse el malo cuando las circunstancias así lo exigen. Oxigena tu mente en los casos en que te acose con preguntas, ya que tu paga será proporcional a tus buenas respuestas. Nada de excentricidades a la hora de presentarte ante él: tu apariencia será más que fundamental a su mirada lánguida e inofensiva. No te exigirá que te apresures a cumplir con tus obligaciones, pero no las abandones a medio terminar. No lo tolerará. La tenacidad será muy bien valorada por tu jefe.
Él mismo se dará tiempo y planificará el próximo proyecto. ¡Deberás tenerle paciencia!, y aceptar sus cambios de humor y sus caprichos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *