El amante Cáncer

La mujer Cáncer como amante

La mujer Cáncer jamás saltará al vacío sin red proponiéndole a su amante lo que realmente desea. Es sumamente tímida y una vez en la cama habrá que persuadirla para que se exprese sin inhibiciones. Liberada de sus trabas, puede resultar deslumbrante.
La gran motivación para acercarse a alguien es su deseo de protegerlo. Su amante ideal es aquel capaz de adaptarse con versatilidad a sus continuos cambios anímicos y a sus deseos siempre diversos.
No siempre estará en condiciones de ofrecerle una sesión de amor apasionada porque muchas serán las veces en que necesite sólo un contacto físico tierno y reconfortante en el que no esté de por medio el sexo. Para gozar más plenamente de sus relaciones deberá obedecer sólo a sus impulsos y aprender a desear.

El hombre Cáncer como amante

El hombre Cáncer es un pedagogo del sexo y le fascina dar cátedra, sobre todo a quien no tiene demasiada experiencia. Agresivo y paciente a la vez, le gusta que todo salga tal cual él lo dispone. Alcanzar el orgasmo simultáneamente con su compañera suele ser su principal objetivo en el lecho.
Para él una amante es alguien que necesita de su cuidado y si tiene que alejarse de ella por algún tiempo debido a motivos de trabajo, no lo hará sin llevar siempre encima algún souvenir que lo haga sentirse más acompañado.
Su inseguridad lo llevará a pensar que su lugar será ocupado por otro amante más diestro, con mayor experiencia sexual. Por eso, atravesará períodos de terribles celos. Sin embargo sus continuas atenciones y su deseo de complacer a su amante harán que rara vez ésta quiera irse de su lado.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *