Amigos Cáncer

Vale la pena ser amigo de un Cáncer. Ten por seguro que te eligió por afecto y no por otra cosa. Es sensitivo, así que ten cuidado en cómo te expresas con él.
Frente a algún malentendido, preferirá meterse en su caparazón antes que sufrir una afrenta. Seguramente tu amistad con él se remonta a la infancia, y por esto escucharás varias veces de su boca: “¿te acuerdas cuando…?” De alguna manera, tú oficiarás de segundo “vientre” materno. Así, logrará sentirse en una atmósfera familiar.
Es de la única manera en que puede ser espontáneo. Mientras tanto, lo verás sumido en sus sueños y sus pensamientos, dando la impresión de ser indiferente a todo. Sin embargo, son sólo escapismos con los que busca desenredarse de los problemas ajenos.
Tu amigo necesita más de ti que tú de él Por eso no te enojes por su posesivi-dad. Si salen al cine, tendrás que esperarlo con paciencia a que se decida por tal o cual película, por lo general, las de aventuras o las románticas. Cuando quieras imponerle tu voluntad, su tenacidad te ganará por cansancio y, al final, terminarás por cumplir su deseo. Será sumamente exigente contigo, pero nunca te darás cuenta, pues su magnetismo te dominará. El Cáncer es un líder en potencia y se destapa cuando se reúne con terceros. Sin embargo, tratará de no perder tu afecto por nada del mundo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *