El jefe Acuario

Si en tu primera entrevista con este personaje te pareció estar hablando con una armadura medieval en vez de un ser humano de carne y hueso, no tengas la menor duda que es un Acuario.
La imagen de lata te perseguirá durante todo el tiempo que dure tu empleo, mientras tú tratas de ver quién se oculta detrás de ese yelmo. Lo que pretendo decir no es que esta pieza de museo pretenda mentirte ni esconderse de ti, sino que te encuentras frente a un ser indescifrable. Él hará todo lo posible para que sus días sean siempre distintos.
Para complacerlo, debes ensayar una nueva forma de decir “buenos días” cada mañana y que el comercio no se transforme en una rutina, porque piensa muy seriamente que para comerciar se .necesitan sólo dos condiciones básicas: el marketing y la innovación. Si tú demuestras que cumples con estos requisitos básicos, él delegará la responsabilidad en ti, aunque tengas la sensación de que sin él no podrías hacerlo.
Ya te habrán contado tus compañeros de trabajo, de qué manera cambió la empresa cuando este ser irrumpió en la historia. No dejó títere con cabeza, es más, prefirió que ellos funcionaran sin ella, pues la cabeza es él. Desde que entró en ese mundo, todo cambió: no esperó si quiera un mes completo para darse cuenta de qué rumbo debía tomar la empresa desde ese instante. En primer lugar, tiene plena conciencia de que el dinero es lo último que le preocupa, pues el éxito económico es una consecuencia natural del perfecto diálogo de los seres humanos entre sí. Es necesario estar atento y alerta, pues te hará propuestas inesperadas, que te pondrán a prueba.

Signo Acuario

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *