Acuario y su salud

Las partes del cuerpo que rige Acuario son las pantorrillas, los tobillos, los isquiones, la tibia y el peroné.
Acuario tiene una gran amplitud mental e interiormente se siente distinto del resto del mundo.
De hecho, hace todo lo posible por parecer diferente ¡y lo logra! Tan originales como estos nativos, son las enfermedades que suelen padecer: enfermedades de origen desconocido o ideopáticas, que así como aparecen, imprevistamente, suelen desaparecer de la misma manera.
Las debilidades más comunes son las várices en los miembros inferiores; el edema o hinchazón de tobillos, con el consecuente dolor de piernas; disfunciones nerviosas y espasmódicas y trastornos del retorno venoso en las piernas.
Siempre tienen la mente alerta, lista para descubrir algo nuevo o darle forma a una idea descabellada. Al ser tan inquietos, son susceptibles a enfermedades como trastornos nerviosos y de los reflejos, espasmos, convulsiones, calambres, hipo, sobresaltos y problemas neurológicos. Urano participa en el intercambio hormonal y en el proceso de la percepción consciente. Como son tan inquietos, física y mentalmente, pueden sufrir de continuos dolores de cabeza, al punto de tener que hacer reposo para mitigarlos. El cuerpo y la mente les piden el descanso que ellos no se dan. También pueden sufrir de continuas alergias, muy comunes en Acuario, por tratarse de una enfermedad de origen nervioso, que presupone una respuesta exagerada del organismo.
Generalmente se curan de este mal cuando dejan de ver el mundo exterior como agresivo. Al no poder expresar su agresividad,
Urano suele traducir este bloqueo en accidentes, sobre todo de electricidad. Las explosiones que vienen de “afuera” son simples manifestaciones del cortocircuito interior. Intelectualmente bien dotado, suele sufrir insomnio, por no aquietar la mente y sentirse devorado por una idea que lo sigue, al punto de obsesionarlo.
Debería tomarse vacaciones de su propia mente para no analizar tanto sus sentimientos y dejarlos fluir. Ama la libertad y el amor lo vive como amistad, de una manera desapegada, con propensión a los divorcios y a las rupturas. Cierto acuariano decía que no podía estar con la misma pareja más de cinco meses seguidos, necesitaba “respirar”, decía él.
Pero cuidado, Acuario puede terminar siendo esclavo de su propia libertad. Así como ocurre con sus sentimientos, lo mismo le pasa con las enfermedades que padece, sobre todo las neurológicas, típicamente acuarianas. Los trastornos terminan por esclavizarlo en cuanto a los movimientos y al pensamiento.
Las ideas innovadoras y sus pensamientos intergalácticos lo nutren. Se alimenta como si fuera un trámite necesario para que su mente siga en funcionamiento. Si es rápido, mejor, para no perder tiempo y seguir generando esos proyectos tan originales que suele engendrar.
Como es universalista, el aguador es capaz de elegir un plato común para todos, compartiendo sus preferencias con los demás, pero termina siendo el gusto de Acuario el que prevalece. Es por eso que el plato que lo distingue es la fondue o la comunitaria pizza: porciones iguales de lo mismo para cada uno de los comensales que, generalmente, son amigos. No olvidemos que al ser Acuario muy original, la pizza que elegirá no será la común de mozzarella, sino alguna que se distinga con otros ingredientes más originales, como palmitos, salsa golf, longaniza o champiñones. En general el más divertido de una reunión será un acuariano.
Lo encontrarás en el centro del grupo, charlando y narrando las alocadas experiencias de su último viaje por el río Amazonas. No deja de hablar para comer los ricos manjares y prefiere seguir divirtiendo a los comensales que lo escuchan entretenidamente. Se siente más a gusto en grupos, que solo o de a dos. Es por es por eso que las reuniones sociales son de su preferencia. Es un excelente barman y sabrá con precisión cómo está compuesto un trago y cuál es la cosecha y la bodega de un selecto vino.

Signo Acuario

 

Una idea sobre “Acuario y su salud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *